A room with a bike

En Buenos Aires hay cada vez más bicizendas y desde hace un tiempito lo estoy volviendo loco a mi marido para que nos compremos una bici cada uno. Cuándo vivía en Bologna (Italia) la bici era un must y los edificios estaban preparados para recibirlas en la zona común de la planta baja; no es el caso acá en Buenos Aires por lo cuál, si bien ahora mi pobre esposo está convencido con comprar las bicis, surgió el problema de donde guardarlas… y de causalidad encontré las imagenes de este lindisimo departamento sueco, donde resolvieron el dilema de la bici colgándola de la pared! Quizás este sea un mensaje subliminal?! No es la primera vez que veo una bici como parte de la decoración de un ambiente, pero en este caso el resultado es simplemente divino.

Images via Stadshem 

De bajo de la bici están dos cajoneras con ruedas ALEX de Ikea (son objeto de mi veneración desde hace tiempo pero hasta ahora no me las pude traer por el peso excesivo); en el dormitorio además de los caballetes Lerberg de Ikea hay una silla BKF en cuero (que lindo que haya una pieza de diseño argentino, no?!) y una lampara vintage muy fácil de conseguir en el mercado de pulgas acá.. Así que algo lo podemos repetir! Ja!

***
I love everything about this aprtment: the colors, the furniture, what you can see through the windows and, of course, the bike! That inspires me cause I finally managed to convince my husband that we need two bikes and I realized that we have no place to store them, this could be a solution to our problem. I’m also very glad to spot a BKF leather chair in the bedroom, that’s an argentine design!
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>